top of page

Actualización de precios del cobre, factores y análisis (semana del 18/12/23).

El jueves, el cobre cotizaba en $3.9175 USD/lb en los contratos de marzo de la CME (HGH24), mostrando una variación del +0.29%. Durante la sesión de la Bolsa de Futuros de Shanghái, el metal anotó una subida del 0.13%, mientras que, en la Bolsa de Metales de Londres, el cobre a 3 meses terminó la rueda de negociaciones anotando una subida del +0.17%. Estos retornos positivos, eso sí, no estuvieron exentos de volatilidad y, si bien en la semana el cobre acumula un retorno de +1.10%, vemos que le está costando continuar al alza por ahora. Con respecto a esto, algunos analistas atribuyen este tipo de acción del precio a las festividades de fin de año, ya que aquí cabe mencionar que el cobre acumula una variación del 10.85% desde el fondo alcanzado el 23 de octubre, hasta el máximo de esta semana en los contratos de la CME; por ende, los especuladores estarán tentados a tomar utilidad sobre sus posiciones antes de comenzar el nuevo año.



China


En la semana conocimos los datos de tasas a 1 y 5 años del Banco Central de China (PBoC), el cual decidió mantener las tasas de interés en 3.45% y 4.2%, respectivamente. Esta fue la sexta vez consecutiva que el PBoC mantiene la tasa intacta, luego de que el banco central aumentara la inyección de liquidez a través de políticas a mediano plazo la semana pasada.

 

Mientras tanto, el sector inmobiliario, que representa una cuarta parte de la economía china, ha continuado siendo un lastre para esta y un obstáculo para la recuperación post pandemia durante todo 2023. Lo anterior se evidencia en el aumento de los incumplimientos de pagos por parte de desarrolladores inmobiliarios, donde esta semana la firma Fitch Ratings rebajó la calificación de crédito de la firma Dalian Wanda Commercial Management Group a "Default restringido" desde C y, posteriormente, a su restructuración de deuda la aumentó a CC. En la misma declaración, Fitch dijo que lo mismo se aplicó a la firma Wanda Commercial Properties Ltd, una unidad perteneciente a Dalian Wanda, el cual es el mayor desarrollador de bienes raíces comerciales en China.


En otros datos que se dieron a conocer del gigante asiático esta semana, tenemos que la inversión extranjera directa (IED) en China bajó un 10% interanual a 1.04 billones de yuanes o $145.51 mil millones en los primeros once meses de 2023. Esto indica que los inversores extranjeros no han regresado completamente después del Covid, lo que trajo consigo un sentimiento débil sobre la recuperación en China. El nuevo capital extranjero disminuyó en manufactura (-2.1%) y servicios (-15.9%), mientras que aumentó en alta tecnología, incluyendo equipos médicos (27.6%) y electrónica (5.5%). La inversión en construcción, por su parte, creció un 32.8%, y también así lo hizo la I+D (9.1%). Las industrias de alta tecnología representaron un 37.2% de la inversión. Mientras tanto, la IED subió desde Reino Unido (93.9%), Francia (93.2%), Países Bajos (34.1%), Suiza (23.3%) y Australia (14.3%).

Para la próxima semana, esperamos conocer los datos de ganancias industriales de noviembre en China, las que previamente reportaron una caída del -7.8%, siendo este un factor negativo y que coincidió con el nivel máximo alcanzado la primera semana de diciembre en $3.9330 USD/lb.


En otras noticias de Asia relacionadas con la demanda, Japón reportó que sus ventas de cable de cobre aumentaron un 2.2% a 58,800 toneladas métricas en noviembre, marcando así el tercer mes consecutivo de ventas al alza desde agosto, en el cual se registraron ventas por 46,938 toneladas métricas.



Sobre la oferta


Como hemos sabido estos últimos meses, las proyecciones de analistas sobre la producción mundial de cobre en 2024 indican que el mercado se encontrará en déficit en ese año y muchos piensan que esto empujará los precios al alza en ese periodo. Con respecto a esto, comenzando la semana, los temores sobre el cese de las concesiones mineras a la canadiense First Quantum Minerals Ltd en Panamá y el cierre de sus proyectos por temas ambientales hicieron que los honorarios que se pagan por procesar la materia prima cayeran en un 25% en el mercado spot de cobre en China. Cabe mencionar que las operaciones de First Quantum en Panamá estaban valoradas en alrededor de $10.000 millones de dólares y su mina Cobre Panamá producía alrededor del 1% del cobre a nivel global. Hay que agregar, además, que las operaciones de First Quantum eran responsables de alrededor del 3.2% del PIB de Panamá y empleaban alrededor de 8.000 trabajadores. Siendo estas cifras no menores, esto da pie para que First Quantum pueda renegociar una concesión con el gobierno, aunque por ahora la probabilidad de que eso ocurra es baja.

 

En Chile, esta semana se dio a conocer que la japonesa Marubeni Corp tomará participación en la minera Centinela, propiedad de Antofagasta Minerals Plc. Marubeni también acordó tomar participación del 3.27% en Minera los Pelambres y un 20% de participación en Pacific Copper, propiedad de JX Metals. La inversión de Marubeni en Centinela asciende a los $4.400 millones de dólares. Esta salida de "shopping" de Marubeni viene de la mano con las crecientes expectativas acerca de la creciente demanda del metal por la industria automotriz, dadas las proyecciones sobre fabricación de autos eléctricos y energías renovables. La inversión de Marubeni en Centinela apunta a la creación de una nueva planta concentradora, la cual podrá duplicar la capacidad de producción de concentrado de cobre. Se espera que el impacto de esta nueva planta sea una expansión de 140.000 toneladas, colocando a Centinela en el lugar número 15 del mundo con este nivel de producción.

 

Estados Unidos


Esta semana se dio a conocer el PIB trimestral anualizado de EE.UU., el cual reportó una cifra un tanto más baja que la segunda estimación de este, el cual situaba a este importante dato macroeconómico en un 5.2%. Este jueves pasado, el PIB reportó un 4.9%, lo que cayó por debajo de ese 5.2% estimado por el consenso y el cual tuvo un impacto positivo en los precios de todos los activos de riesgo a nivel global, con el cobre incluido dentro de estos. La economía de EE. UU. creció un 4.9% anualizado en el tercer trimestre de 2023, ligeramente menos que la estimación anterior del 5.2%, pero en línea con el 4.9% reportado inicialmente. Aunque el gasto del consumidor subió menos de lo esperado (3.1% vs. 3.6% en la estimación anterior), sigue siendo el aumento más significativo desde el cuarto trimestre de 2021. La desaceleración se debe principalmente al gasto en servicios. Además, las existencias privadas contribuyeron menos al crecimiento (1.27 pp frente a 1.4 pp en la estimación anterior), y tanto las exportaciones (5.4% vs. 6%) como las importaciones (4.2% vs. 5.2%) aumentaron menos de lo previsto. Por otro lado, la inversión no residencial se revisó al alza, mostrando un aumento del 1.4% en comparación con el 1.3% anterior, especialmente impulsada por la inversión en estructuras. La inversión residencial (6.7% vs. 6.2%, la primera subida en casi dos años) y el gasto del gobierno (5.8% vs. 5.5%) también se revisaron al alza.

 

El reporte del PIB de EE.UU. hizo aumentar la probabilidad de las apuestas de un recorte anticipado de las tasas de interés en ese país de parte de la Reserva Federal (FED). Esto dado que una cifra menor a la estimada coloca presión al organismo emisor del dólar a bajar la tasa de interés. De esta forma, el indicador que vemos para monitorear las posiciones de institucionales y proyecciones sobre la tasa de referencia, el CME FEDWatch Tool, nos indicó una probabilidad del 72 % de ver un recorte de la tasa de 25pbs al rango de 5.0% a 5.25% en marzo 2024. Esta fecha es la primera candidata entre los operadores para ser la fecha del primer recorte de tasas en Estados Unidos.


Desde aquí y de acuerdo con otros datos que manejamos, nosotros pensamos que el mercado podría encontrarse con una sorpresa en la primera mitad de 2024, ya que un contexto de tasas bajas, si bien ayuda a productores y consumidores de cobre, también es señal de una ralentización del crecimiento. En este sentido, hay que pensar que el crecimiento en EEUU ha sido bastante dispar estos últimos dos años, donde ha sido el sector de servicios el impulsor del crecimiento y el que sostiene el empleo en EEUU, mientras que sectores que consumen materias primas, como el industrial o manufacturero, aún se encuentran en una fuerte contracción.

 

Aspectos técnicos sobre el precio


Como mencionamos al inicio de esta columna, los retornos sobre los precios del cobre han estado un tanto mixtos esta semana, pero los inventarios de la LME se encuentran hoy en 166,675 toneladas métricas. Este dato ahora se encuentra sustancialmente bajo de su media trimestral móvil en 171,775 toneladas métricas, aunque vemos algunos otros indicadores para confirmar esta tendencia. Hemos mencionado que cuando los inventarios caen bajo esta media, históricamente han mostrado una variación negativa en promedio los meses siguientes, por ende, esto podría significar una disminución de los inventarios y, consecuentemente, un aumento de los precios hasta el periodo de enero-febrero.



Hablando ahora de la volatilidad, vemos que el cobre se ubica en el percentil 16 de volatilidad implícita, lo que significa que el 16% del tiempo el cobre ha mostrado una volatilidad implícita menor en los últimos 12 meses. Esta es una cifra menor a la de la semana pasada donde el ranking marcó una cifra mayor al 20%. En nuestro algoritmo conjugamos este indicador con otros sobre volatilidad implícita que nos entregan las opciones y la volatilidad histórica que nos muestra el precio. De esta forma, esta semana podemos determinar que si bien el precio llegó justo al tope de rango que habíamos calculado en el nivel de 3.9440 USD/lb en los contratos de la CME la semana pasada, aún no se encuentra en un nivel de sobrecompra, o el punto donde la volatilidad implícita cae tanto que las opciones para cubrir el precio a la baja en el metal muestran un descuento atractivo en sus primas.

 

Por otro lado, cuando analizamos la estructura de la curva de volatilidad implícita, la que incluye los distintos vencimientos a lo largo del tiempo (30, 60, 90 y 120 días), esta nos indica que el mercado descuenta una mayor volatilidad a mayor plazo, pero que los spreads de la curva aún no se encuentran lo suficientemente extendidos como para determinar un retroceso significativo del precio en el metal.

 

Por ahora, los dejamos con nuestros rangos dinámicos los cuales sirven a nuestros clientes para determinar los niveles óptimos donde tomar cobertura en el cobre, ya sea a la baja de los precios si se debe cubrir el inventario o al alza si son empresas que requieren comprar el metal pagando en una fecha futura.





Comments


bottom of page