top of page

Actualización de precios del cobre, factores y análisis.

Este viernes pasado (19/01/24) el cobre terminó sus cotizaciones en el Comex de la CME en US$3.7865 la libra, mostrando una variación del +1.11% para el contrato de marzo. Nuevamente el metal nos mostró una semana bastante volátil, aunque con una carga baja de catalizadores fundamentales y acotada por el feriado del día de Martin Luther King en EEUU. En este contexto el cobre comenzó su semana un tanto mixta, donde el día martes comenzó subiendo un +0.70%, para luego caer el día miércoles despues de conocerse los datos de PIB, producción industrial, ventas retail y otras cifras macroeconómicas provenientes desde China. Finalmente, en la semana el metal acumuló un +1.23% en la CME de EEUU, mientras que en la Bolsa de Metales de Londres (LME) solo un +0.14%. De la misma forma, en el Shanghái Futures Exchange (SHFE) reporto un -0.6%. Estas diferencias se produjeron por los horarios de cierre y variaciones intradiarias de los distintos lugares donde se cotiza el metal, donde primero cierra Shanghái, luego Londres y depues el Comex de la CME en EEUU. Teniendo en cuenta esto, vemos que de no ser por los retornos del día viernes, el metal probablemente hubiese cerrado la semana bajista, siguiendo un impulso alcista de las tasas de interés y del dólar norteamericano, los que vieron una semana 100% positiva. En la siguiente gráfica podemos ver los distintos cierres del metal:




China

En la noche del día martes pasado se dieron a conocer los datos del PIB de China. La cifra arrojó una variación anual de 5.2% en 4to trimestre 2023. Este valor estuvo bajo las estimaciones del consenso de analistas, los cuales proyectaban una variación del 5.3%, pero por sobre el dato anterior de 4.9%. Por el mismo lado, los datos de actividad correspondientes a diciembre revelaron un destacado aumento en la producción industrial (+6.8%), registrando el mayor incremento en casi dos años. Sin embargo, las ventas minoristas mostraron el menor crecimiento en tres meses (+7.4%), mientras que la tasa de desempleo encuestada experimentó un alza, alcanzando su punto más elevado en cuatro meses (+5.1%). A lo largo del año completo, la economía exhibió un crecimiento del 5.2%, superando la meta oficial de alrededor del 5.0% y acelerándose en comparación con el aumento del 3.0% en 2022. Este impulso se atribuye a diversas medidas de respaldo implementadas por Beijing, junto con una base de comparación baja del año anterior. A pesar de esto, si excluimos los años de la pandemia hasta 2022, el crecimiento del PIB de China en 2023 marca el ritmo más lento de aumento anual desde 1990. Este desempeño refleja el impacto persistente de una crisis inmobiliaria prolongada, una demanda interna persistentemente débil y las turbulencias geopolíticas que involucran al país asiático.


Toda esta batería de datos del día martes por la noche tuvo consecuencias para el miércoles posterior, donde el cobre evidenció una caída del -0.89% en el Comex de la CME y alcanzó el nivel de tendencia alcista de corto plazo en US$3.7290 la libra, el cual habíamos mencionado en la versión anterior de esta publicación.


Siguiendo con noticias y datos relevantes de China, el día viernes nos enteramos por Reuters de que el gobierno central de Beijing había instruido a los gobiernos locales más endeudados a frenar o aplazar sus proyectos de infraestructura, tratando de controlar los riesgos de una deuda que asciende al 76% de su PIB en $13Bn Yuan. Esto evidencia los graves problemas por los cuales atraviesa la economía asiática y refuerza nuestra hipótesis de un precio medio más bajo para el cobre en la primera mitad de 2024.

Principio del formulario


EEUU

En el país del norte, vimos una semana pasada acotada como mencionamos al principio de este escrito, además de ser bastante pobre en cuanto a catalizadores macro relevantes. La semana evidenció, eso sí, una dinámica violenta en términos de lo cambios de apuestas en el FEDWatch Tool de la CME, donde las probabilidades de ver un recorte de tasas de 25 puntos base para marzo de parte de la Reserva Federal, se desvanecieron pasando desde 76.90% el viernes 12 de enero a un 46.2% el día viernes pasado. Este cambio de perspectiva de parte de los actores institucionales, es un factor bajista para los precios del cobre, ya que deja un sesgo alcista en las tasas de interés, las que afectan en mayor medida a consumidores de cobre.


Además de lo anterior, el día martes pasado conocimos las cifras del NY Empire State Manuacturing Index de diciembre, el cual mostro la peor lectura desde mayo 2020 en -43.7. En este reporte salta a la vista la gran caída experimentada por las Nuevas Órdenes de Producción, las cuales mostraron una variación del -49.4%.


A pesar de estos y otros datos que pueden ser negativos para la economía nortemaricana, escuchamos varios discursos de gobernadores de la Reserva Federal, quienes fueron los encargados de colocar paños fríos a los riesgos del mercado, los que finalmente generaron un sentimiento de apetito por riesgo, con el Índice S&P 500 alcanzando nuevos máximos históricos en 4.839,82 y afectando a otros activos de riesgo de forma positiva, entre ellos el cobre.


Sobre la oferta

La semana pasada, Codelco finalizó un acuerdo preliminar de contrato colectivo con los supervisores de su mina Ministro Hales, evitando de manera efectiva la inminente amenaza de una huelga laboral. Este acuerdo de 36 meses, que entrará en vigencia a finales de mayo e involucra a 193 miembros, se basa en un marco estratégico destinado a fortalecer la sostenibilidad financiera a largo plazo de las operaciones mineras de Codelco. Aunque los detalles financieros específicos no se divulgaron en el comunicado público, el énfasis en iniciativas colaborativas y planificación estratégica subraya su prudencia financiera.


A pesar de los obstáculos operativos derivados de un colapso en el muro de la mina a finales de 2021, las negociaciones en Ministro Hales se llevaron a cabo con éxito. La mina informó una producción de cobre de 81,000 toneladas métricas en el tercer trimestre de 2023, lo que representa una reducción respecto a las 109,000 toneladas registradas durante el mismo período del año anterior.


En otras noticias del gigante cuprífero, se reportó que este planea invertir $720 millones adicionales en su proyecto Chuquicamata Subterránea. La solicitud de permiso ambiental busca realizar mejoras y optimizaciones para alcanzar una producción diaria autorizada de 140,000 toneladas en la mina. El proyecto, que convierte la mina de cobre a cielo abierto en una operación subterránea, ha enfrentado retrasos y costos adicionales. Las modificaciones incluyen la construcción de túneles de extracción, instalaciones de ventilación, combustible y electricidad, así como niveles de transporte adicionales. A pesar de los desafíos operativos y demoras, Codelco confía en que su producción, que ha alcanzado su nivel más bajo en 25 años, comenzará a recuperarse este año. De no ser, esto así, el mercado seguirá descontando déficits de oferta para años venideros.


Aspectos técnicos sobre el precio

Esta semana las primas de Yangshan continuaron mostrando una variación negativa aunque más acotada que la semana anterior en -0.81%. Cabe mencionar que estas primas son las que reflejan la demanda de cobre importado refinado desde China y por lo que conocimos de las cifras de importación de diciembre, esto refleja un cambio en la dinámica de la demanda desde el país asiático, donde ahora se importa más concentrado y menos refinado. De esta forma, las primas de Yangshan han mostrado un declive importante desde el peak del año pasado, desde el nivel de US$112.50 la tonelada métrica hasta US$61 este viernes pasado (-45.78%). Además, la semana pasada vimos que este valor pasó bajo su media exponencial de 12 meses, lo que históricamente ha significado un declive de 3 meses consecutivos en promedio en los datos de los últimos 10 años del Shanghái Metals Market.


Siguiendo con este tipo de indicadores, vemos que el spread entre el cobre spot de la LME y el contrato estándar a 3 meses subió +18.56 dólares esta semana (+19%), en línea con los movimientos vistos en los precios. A pesar de esta alza, esta curva nos indica que el mercado aún se encuentra bien suplido con un descuento del spot sobre el contrato a 3 meses de -79.24 dólares por tonelada. Dicho esto, se hace importante monitorear este indicador dado que este año se espera un déficit de oferta a nivel global, dados por los recortes en los pronósticos de producción tanto de Anglo American, como por la clausura de Cobre Panamá (-600.000 tons en total).


Por el lado de la volatilidad implícita (IV) provista por el mercado de opciones, el metal nos muestra que todavía se encuentra en un percentil de un digito, terminando la semana en un 3%. Esto significa que el 3% del tiempo, el precio del cobre ha experimentado una IV más baja en los últimos 12 meses. Este indicador sumado a una curva de IV cuyo spread de 30 a 120 se encuentra con un diferencial de +2.1 puntos, nos dice que el mínimo alcanzado esta semana no es en ningún caso un nivel importante de sobre venta.


Por otro lado, la volatilidad realizada sobre el precio (HV) nos dice que a 12 meses el precio nos indica un Z-Score cercano a -0.75X. Con respecto a este indicador, cabe mencionar que en un contexto donde se espera una desaceleración tanto del crecimiento como de la inflación en EEUU para 2024, este indicador estadísticamente se ha ido a -2X o menos, lo que se traduciría en un precio del cobre en un US$3.57 la libra o menos. Esto contrasta fuertemente con las proyecciones de Cochilco para 2024, donde ellos esperan un valor medio cercano a US$3.85 dólares la libra.


Siguiendo con nuestras métricas de volatilidad, vemos que la IV nos muestra un descuento del -5.4% sobre la HV, lo que significa que la volatilidad esperada aún esta baja, pero no en extremos, lo que no es óptimo para quienes quieran cubrir el precio a la baja. De esta forma, vemos que el precio podría subir hasta hacer un máximo menor en el corto plazo durante las próximas sesiones.

Como siempre, finalizamos esta columna dándoles a conocer nuestros rangos dinámicos, los cuales sirven a coberturistas para determinar puntos donde la cobertura podría tener una menor costo, ya sea al alza o a la baja, además de apoyar a traders y comerciantes en sus decisiones de precios de compra y venta del metal.


Máximo de rango de mediano plazo 4.0140

Mínimo de rango de mediano plazo 3.6320

Máximo de rango de corto plano 3,8880

Mínimo de rango de corto plazo 3,6650


Comments


bottom of page